Hit Navarrés 107.3 FM
Escúchanos en la 107.3 FM y vía Internet

¿Dónde Estamos?



 

Estamos en Navarrés, provincia de Valencia (España)

 

"UN PUEBLO LLAMADO NAVARRÉS"

Navarrés con una población de 3.185 habitantes, una extensión de 47,28 km, y una altitud de 290 mts., Está situada en el centro geográfico de la comarca a la que da nombre; La Canal de Navarrés. Navarrés se encuentra en el sudoeste de la provincia de Valencia, en la parte oriental de la plataforma del Macizo del Caroig. Esta comarca limita al norte con la comarca de la Hoya de Buñol, al Este con la Ribera Alta, al Oeste con el Valle de Ayora-Cofrentes y al Sur con la comarca de La Costera. Navarrés se encuentra entre huertas y maravillosos paisajes de montaña limitando con los términos de Chella, Bolbaite, Quesa, Sumacarcel y Tous. La población esta junto a la falda de un cerro que forma parte de un desfiladero de tal forma que se crea una llanura en estas tierra, del denominado río de Navarrés. La actividad económica, tradicionalmente agrícola y ganadera, ha evolucionado hacia la industria, la floricultura, los servicios y los productos artesanos, ocupando en la actualidad un lugar menos importante la ancestral agricultura y ganadería; siendo la industria textil y alimentaria, la floricultura y el turismo de interior (en su vertiente medioambiental, museística, arqueológica y gastronómica) las nuevas fuentes de riqueza que, junto a las ya tradicionales, han hecho de Navarrés un pueblo en evolución y progreso permanente.

"Navarrés y su entorno"

Como llegar a Navarrés. Esa misma pregunta se hacen muchos cuando desean visitarnos. Existe la posibilidad de llegar a Navarrés mediante transporte público llegando en tren desde Valencia hasta Xativa. Una vez en Xativa podremos coger el autobús hasta Navarrés que recorre este trayecto varias veces al día. Desde Valencia Capital, se puede llegar por la autovía Albacete-Valencia (N-340) hasta la salida de Estubeny y Roglá-Corberá, después por la comarcal hacia Estubeny sin acceder a la citada población nos conducirá a la rotonda que enlaza a la comarcal (CV-580),pasando por los municipios de Anna, Chella y Bolbaite. Finalmente otro itinerario alternativo también por la citada autovía Albacete-Valencia (N-340)la salida de Beneixida, Carcer, Alcantara del Xuquer en dirección a Sumacarcel, nos hace ascender por un puerto de montaña que nos conducirá a Navarrés. Si venimos desde Albacete (por la N-430) tomaremos la salida de Enguera y después la comarcal (CV-590)ascendiendo un puerto de montaña nos dirige además de a Enguera a Anna.

Sobre su paisaje y naturaleza, el entorno medioambiental de Navarrés le hace especialmente atractivo para ecologistas y amantes de la naturaleza. La Ceja del Río Grande (zona paisajística, masa forestal y vistas panorámicas); la gran cantidad de manantiales y fuentes, el barranco de los Chorradores y el del Barcal (zona paisajística de belleza singular); Playamonte y las Fuentes; el Pozo de las Quebradas (aguas ferruginosas termales de propiedades curativas); la Sima de Tous (cueva con estalactitas y estalagmitas); la vista de panorámica del paraje de la Ermita; la presa de Escalona (impresionante obra de ingeniería ubicada en un pintoresco paraje entre montañas). De alguna manera Navarrés es conocida por su abundancia de agua y el cultivo de la flor cortada, como "La Holanda Valenciana". Su clima principalmente de tipo mediterráneo, sobre todo en verano y en primavera, es sin embargo más frío en invierno que en otras zonas de Valencia, debido a la pantalla que forma el Macizo del Caroig, aislando la población más oriental de la provincia. En verano la pluviosidad es más bien escasa siendo las épocas de otoño y primavera las que registran un mayor índice de lluvias (entre 400 y 600 mm. Anuales). También son característicos del clima los vientos de la zona, en especial el del Norte que ocasiona heladas, y el del Este o viento del Levante que transporta lluvias. En verano ocasionalmente sopla viento de poniente de procedencia Oeste. La temperatura oscila entre los 8 grados de Enero y los 25 grados de Agosto.

Sobre su vegetación y fauna, bastante abundante, ocupa una superficie mayor al tercio de la total del termino, con especies tales como el pino carrasco, la coscoja, el lentisco, el enebro, el pino rodeno, las carrascas y el alcornoque. También en menor número se pueden encontrar algarrobos, fresnos y madroños. Entre los matorrales hay numerosas especies como romero, tomillo, aliagas, brezo y otras típicas del sotobosque así como algunas especies de hongos. En cuanto a su fauna animal, a parte de los numerosos conejos, jabalíes, perdices, cabras monteses, destacan los mochuelos, zorros, erizo común, lechuzas, jilgueros, verdecillos y también aves rapaces diurnas, como el cernícalo, el gavilán y ocasionalmente el águila real y el halcón peregrino. Sobre su hidrografía es abundante no solo por los ríos, sino también por sus masas acuíferas como el embalse de Escalona, el gorgo del sardinero, la laguna de Playamonte, etc. Y también por sus corrientes y fuentes de agua como los Chorradores, el Pozo de las Quebradas, La Fuente El Pino, etc. También destaca el paisaje de huertas típicas de la zona.

"NUESTRA HISTORIA COMO PUEBLO"

Son numerosos los vestigios y restos arqueológicos que demuestran la presencia humana en el termino de Navarrés, pudiendo datarlos al menos- entre los años 30.000 al 40.000 antes de Cristo. El asentamiento actual de la población tiene su origen en un poblado árabe, conquistado por el rey Jaime I en el año 1244, durante el asedio de Xativa. En el "Llibre del Repartiment", se le menciona como una importante alquería de extenso término, de la que se concedieron casas en fecha 5 de mayo de 1249, Domingo Montarago, Domingo Gil y otros señores de la época; siendo posteriormente donada a Beltrán de Vilanova, primer señor feudal de Navarrés y su castillo. Posteriormente fue Baronía (1448), y marquesado por titulo otorgado por el rey Felipe II a Don Pedro Luis Galceran de Borja (1557).

Los restos arqueológicos existentes hacen de Navarrés punto de encuentro y lugar de estudio para profesionales, especialistas y amantes de la arqueología, destacando, entre otros, los yacimientos de las Fuentes (Paleolítico medio), la Ereta del Pedregal (Periodo Neolítico), y las pinturas rupestres del Abrigo del Garrofero y las Carasetas. De un periodo más cercano a nosotros, son las huellas de la cultura árabe, quedando constancia en el padrón que ordenó realizar el patriarca San Juan de Ribera en el año 1586, de la existencia de 86 casas de moriscos y 136 de cristianos viejos, de aquella época y antes de la expulsión de los moriscos quedan diversas muestras y vestigios, tales como el Castillo y las Cuevas de la Alcudiola. Singular importancia tiene "La arquitectura del agua", pudiendo señalar entre otras obras destinadas a la conducción y el uso de tan imprescindible bien natural, diversas fuentes, molinos y aljibes árabes; "El Abribador de los moros", "La Tinajas", "Los Chorradores", etc..., junto con una serie de parajes naturales en los que abundaba el agua, tales como el Río Grande o la actual Presa de Escalona.

De los monumentos actuales en buen estado de conservación podemos destacar la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción ( con una importante muestra museística religiosa) y la Ermita del Santísimo Cristo de la Salud. El barrio antiguo, conserva su antigua estructura de calles de estilo típicamente morisco, siendo su máximo exponente "Las Cuevas", construcciones excavadas en la roca que, próximas a la Ermita del Santísimo Cristo de la Salud, sirvieron de hábitat a los árabes que poblaban Navarrés.

Como en cualquier otro lugar, la historia de sus antepasadas ha influido de forma directa en el carácter propio de los navarresinos, teniendo fama y haciendo gala de laboriosidad, honestidad y hospitalidad, tres principios que, junto a su condición de emprendedores, hacen de los nacidos en Navarrés gente peculiarmente honrada y solidaria.

"NUESTRAS FIESTAS Y ARTESANIA"

Las mayores se celebran entre el 8 y el 12 de octubre, estando dedicadas al Santísimo Cristo de la Salud, celebrándose con este motivo diversas manifestaciones religiosas, folclóricas, artísticas, lúdicas y deportivas, entre las que destacan las procesiones, la ofrenda de flores, los pasacalles, conciertos de música clásica y de rock, teatro, ferias artesanales, y todas aquellas celebraciones típicamente valencianas.

Otras celebraciones de gran tradición y arraigo son las de San Antón (17 de enero); la de San Gregorio (12 de marzo), en la que antiguamente en tan señalado día, agasajaban los pudientes a los necesitados, actualmente en recuerdo y respetando aquella tradición se ofrecen en la Plaza la Iglesia cazuelas de arroz al horno para todo aquel que quiera degustarlas; la Semana Cultural se celebra en los primeros días del mes de agosto, durante esa semana destaca el alto nivel de participación de niños, jóvenes y mayores, no solo de Navarrés también de poblaciones próximas, que pueden disfrutar de manera gratuita de distintas actividades y juegos locales, antiquísimos y tradicionales; además de las celebraciones deportivas, folclóricas música, danza, artesanales, concursos, competiciones, que fomentan la sana convivencia y satisfacen de manera especial las expectativas de quienes esperan con ilusión esta ejemplar celebración veraniega.

La "Hora el Quijal", es una fiesta que viene de antiguo y se celebra el día 1 de noviembre, fecha en la que los niños de la población visitan las casas del pueblo pidiendo un donativo. Antiguamente las donaciones eran principalmente productos agrícolas, habiendo derivado en la actualidad a una amplia gama de donativos que abarcan desde donaciones económicas a productos alimentarios y otros de muy diversa especie.

De la artesanía local podemos destacar la relacionada con el esparto, el vidrio, los dulces y pastas, los productos derivados de la miel, y la producción del aceite por las almazaras que siguen trabajando con los heredados métodos tradicionales, moliendo la aceituna de cada cliente y entregándole el aceite de su prosa cosecha.

De gastronomía, importante lugar en la vida local ocupa este apartado dedicado a la gastronomía, y que, desde tiempos inmemorables se ha gozado de una amplia y variada oferta culinaria, oferta que se ha visto incrementada con la aparición de diversos restaurantes que cuentan con cocineros de gran prestigio a nivel nacional e internacional, capaces de ofrecer desde los platos más innovadores y de mayor prestigio en la nueva cocina a los típicos de la localidad, como la "gachamiga", el "gazpacho manchego", el arroz al horno, las gachas, el "mojete arriero", el "Arroz en fesols y nabs", la paella de carne, la "carne de jarrón", etc.; Además de los afamados dulces caseros, artesanales e industriales- hechos con harina, miel, aceite y otros productos autóctonos, entre los que destacan por su justa fama los "pastisos de moniato", los "turrón de rosas", las "tortafinas", el "brazo gitano", las "orelletas", tartas y pasteles, especialidades con las que han alcanzado justa fama las industrias del sector, los horneros artesanos profesionales y las amas de casa.

 

COBERTURA RADIOFONICA